Cuida tus cuerdas vocales y protege tu voz

Cuerdas vocales (Foto: E. P.)

La voz es uno de los bienes más preciados del ser humano.

La voz es uno de los bienes más preciados del ser humano. Clave para comunicarnos entre nosotros, su uso y abuso no está exento de amenazas, sobre todo cuando uno la levanta más de la cuenta, chilla o habla de forma prolongada.

 

El principal síntoma de los problemas de voz es la disfonía, que puede ser el "signo de una alteración laríngea o bien la primera manifestación de una enfermedad grave local o sistémica", según ha reconocido Ana Machado, del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, que con motivo del Día Mundial de la Voz que se celebra este domingo, 16 de abril, insiste en la necesidad de averiguar la causa o causas de dicha alteración.

 

Se considera que hay un trastorno de la voz cuando hay cambios en el timbre, tono, intensidad o flexibilidad que la hacen diferente de las voces de las demás personas del mismo sexo, edad y grupo cultural.

 

Las personas con más riesgo de padecer patologías de la voz son las que la usan de forma profesional, como cantantes, actores o locutores. En un segundo lugar estarían otras profesiones como profesores o vendedores, cuya actividad se vehiculiza a través de la voz, algo que también hacen pero en menor medida médicos o funcionarios.

 

Las causas de la disfonía más frecuentes son lesiones benignas de las cuerdas vocales. Entre los adultos los diagnósticos más frecuentes son los nódulos vocales (24%), los pólipos (11%), el edema de Reinke, las lesiones vasculares o los quistes subepiteliales (14%), las cicatrices y el 'sulcus vocalis'.

 

La mayoría de casos suelen ser resueltas con rehabilitación, que tiene como principales objetivos encontrar una postura correcta para la fonación, una respiración coordinada con la misma, facilita la relajación tanto global como segmentaria (laringe, articulaciones y resonadores), entrenar el órgano vocal, y mejorar el estilo de vida y los hábitos de voz.

 

"Está indicada en casi todos los casos de disfonía, independientemente de su origen, incluso en aquellas en las que sea precisa la intervención quirúrgica antes y/o después de la misma", ha añadido Judith Wuhl, foniatra del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y de Quirónsalud San José.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: